GVC Gaesco Valores – KOMPUESTOS debuta en el MAB

 

 

GVC Gaesco Valores ha actuado como entidad coordinadora y proveedor de liquidez, así como entidad colocadora junto a Intermoney en la incorporación al Mercado Alternativo Bursátil (“MAB”) de la compañía de producción de compuestos plásticos Kompuestos, el lunes 12 de agosto.

Ha sido la primera operación combinada de oferta de subscripción y venta de acciones de la historia del MAB, por un importe conjunto superior a 10 millones de euros. El tramo de aumento de capital de 5 millones de euros dotará a la compañía de los recursos necesarios para desarrollar el negocio de los bioplásticos a través de una nueva línea de fabricación.

El Consejo de Administración de Kompuestos ha fijado un valor de referencia para cada una de sus acciones de 2,48 euros, lo que supone un valor total de la compañía superior a 30 millones de euros. Su código de negociación es KOM.

En la transacción, adicionalmente, ha participado Impulsa Capital como asesor registrado.

La transacción reafirma el liderazgo de GVC Gaesco en los mercados no oficiales de renta variable y renta fija, así como su papel de asesor de empresas de pequeña y mediana capitalización (Small&Mid Caps).




GVC Gaesco consolida su internacionalización con la apertura de una nueva sociedad en Miami

 

El Grupo GVC Gaesco consolida su apuesta por la internacionalización con la apertura de una firma de asesoramiento y gestión en Miami (Florida – EE.UU.), asociada con una firma local, la cual aportará su conocimiento del mercado. Operará con el nombre de CERES Global Advisory y tomará la forma jurídica de Registered Investment Adviser (RIA). Aprovechando las importantes relaciones de GVC Gaesco con el mercado de Iberoamérica, la firma estará centrada en el asesoramiento financiero y la gestión de patrimonios medios y altos.

La elección de Miami responde al estratégico enclave de la ciudad, que permite prestar servicios financieros en todo el territorio estadounidense, uno de los más grandes, dinámicos e innovadores del mundo. Además de ser una puerta de acceso para inversores del mercado Iberoamericano.

Carme Hortalà, será la consejera delegada de CERES Global Advisory, sociedad donde aportará su experiencia directiva de más de 29 años en el sector financiero y sus importantes vínculos con el mercado latinoamericano. Su misión es la de configurar un modelo de servicio que resulte competitivo y escalable rápidamente. Contará con un staff directivo integrado por Daniel Mac-Crohon que ejerce el puesto de COO y con Pascual Santosjuanes, nuevo CIO de la compañía. La RIA contempla la progresiva incorporación de banqueros privados expertos en el sector financiero de los EE.UU.

Este proyecto representa un importante paso en la internacionalización y el crecimiento global del Grupo GVC Gaesco.

 




De la gran tragedia griega al divorcio a la italiana

María Morales Calvo. Responsable de Gestión de Renta Fija

Se cumplen ahora casi diez años de la crisis de deuda griega y justamente un año de la crisis política italiana, que nos hizo rememorar los enormes problemas con los niveles excesivos de deuda y déficit de los países del sur de Europa e Irlanda (los PIIGS, como nos llamaban en el mundo financiero). En cuanto a Grecia, tras numerosos rescates por un montante de 326.000 millones de euros de ayudas a cambio de reformas, Atenas cierra este capítulo con relativo éxito en 2019 y, aunque tutelada por el Eurogrupo, ya es capaz de retomar la financiación por sí misma en los mercados de capitales.

 

Hoy, sin embargo, nos centraremos en la otra efeméride, la italiana; recordemos que hace catorce meses Italia se financiaba a 2 años al -0.3% y a 10 años al 1.86% y su prima de riesgo se situaba 134 puntos básicos frente a Alemania. Su déficit era del 1.6% del PIB y crecía a ritmos del 1,4% anual. Hasta que llegaron las elecciones y los políticos del nuevo gobierno elegido usaron sus cartas, y jugaron al “divorcio a la italiana”; si recuerdan, la estrategia, utilizada por Marcello Mastroianni en la película, consistía en pedir el divorcio de su esposa, buscando culpar a la otra parte de la decisión para lograr sus objetivos y salir beneficiado de la situación. Salvini y Di Maio pidieron el divorcio de Europa por el bien de su país y con el beneplácito de sus votantes, argumentando que la política seguida por la Unión Europea era la causa de los males económicos de Italia. No es difícil imaginar que sus bonos rápidamente pusieron en precio esta tesitura; la virulencia con la que se produjo la subida en rentabilidad de su deuda gubernamental y el aplanamiento brutal de la curva de forma tan acusada descontaba una salida del euro: el bono a 2 años alcanzó el 2.80% en tres días, el 10 años el 3.80% y la prima de riesgo escaló hasta los 325 puntos básicos. Y el gobierno italiano que veía sus costes de financiación incrementar a velocidad vertiginosa tuvo que reconsiderar su postura para disminuir la volatilidad y dar tranquilidad a sus financiadores: el nuevo ministro de economía, Giovanni Tria, calmó a los mercados reafirmando su compromiso con Europa, como recoge la constitución italiana y alejando la posibilidad de divorcio.

 

A día de hoy los bonos han vuelto casi al lugar de donde partieron: Italia se financia a 2 años al 0.08% y a 10 años al 1.78% y su prima de riesgo se ha moderado hasta niveles más razonables de 200 puntos básicos. El país ha sufrido una rebaja de rating de un escalón por parte de Moodys, hasta el Baa3, y una rebaja de “Outlook” por parte de S&P y Fitch. La espada de Damocles de las agencias de rating continúa en alto para nuevas bajadas de calificación crediticia. Las perspectivas de crecimiento son las más bajas de la zona euro para 2019 con un pírrico 0.1% estimado por el FMI. En junio Bruselas amenazó a Italia con abrir procedimiento de déficit excesivo ante el incremento de su deuda (132% del PIB en 2018), aunque finalmente el país se ha salvado de la multa pecuniaria al llegar a un acuerdo con Europa sobre el déficit: habrán de respetar el límite de 2.04% sobre PIB.

 

En las últimas elecciones europeas, Salvini sale muy reforzado mientras Di Maio pierde apoyos. Se podría abrir un periodo de mayor inestabilidad institucional. Siempre se ha dicho que la economía transalpina resiste razonablemente bien ante los continuos vaivenes de su sistema político, pero la economía está débil y los mercados permanecerán vigilantes y nerviosos ante una previsible ruptura entre Salvini y Di Maio.

 

Continuaremos viviendo momentos de tira y afloja constante entre el gobierno italiano actual (no sabemos por cuánto tiempo) y la Unión Europea. Aunque la relación pase por altibajos constantes, parece que de momento han decidido seguir conviviendo bajo el mismo techo.




Rediseña tu estrategia para el segundo semestre

 

Cristina Martín. Gestora de Patrimonios

Aunque para la mayoría, la finalización del curso escolar suponga el comienzo de la época estival, para los que nos dedicamos al sector financiero, los meses de junio y de julio suelen ser un buen momento para valorar la performance obtenida en la primera mitad del año. Además, si lo consideramos necesario, será la oportunidad idónea para rediseñar la estrategia empleada hasta la fecha y encarar el segundo semestre.

Si bien es cierto que las rentabilidades a cierre de junio han sido en general, muy buenas; cabe destacar que el comportamiento ha diferido bastante a nivel sectorial.

Centrándonos en el mercado europeo, mientras que sectores como el de tecnología o distribución se han revalorizado por encima del 20% (+24,58% y +23,77% respectivamente), aquellas carteras centradas en el sector bancario, en el de telecomunicaciones o en el de ocio no han corrido la misma suerte.

En concreto, dichos sectores han obtenido rentabilidades nulas o prácticamente nulas, cerrando el primer semestre en un +0,88% el Stoxx 600 Banks; en un -1,84% el Stoxx 600 Telecomunications y en un +1,89% el de Stoxx 600 Travel&Leisure.

Por ello, cuando se accede a los mercados, resulta de vital importancia tener en cuenta distintos factores que a priori pueden parecer irrelevantes pero en realidad, son determinantes. Está claro que en función del horizonte temporal y del perfil inversor, se identificará el asset class y se determinará el tipo de operativa óptimo. Sin embargo, identificar el asset allocation para diversificar el patrimonio es muchas veces una tarea pendiente para muchos inversores, que fruto de la especulación, consideran mejor opción concentrar sus inversiones en pocos activos.

Obtener el rendimiento esperado dependerá en gran medida de nuestra capacidad para distribuir nuestros ahorros en distintos países, mercados y sectores los cuales ofrezcan mayores oportunidades de inversión. Sin embargo, no todos los inversores tienen tiempo y conocimiento para realizar dicho análisis.

Por ello, desde GVC Gaesco ofrecemos un amplio abanico de productos destinados a satisfacer las necesidades que puedan surgir, como por ejemplo la Gestión Discrecional de Carteras, servicio que, priorizando la preservación del capital, busca obtener la máxima rentabilidad del capital atendiendo al riesgo asumido.




Más allá de los aranceles

 

Jaume Puig. CEO & CIO de GVC Gaesco Gestión

Hace tres semanas estuve en una reunión de inversores en Bangkok con predominio de los países asiáticos como Vietnam, Corea del Sur, o Tailandia, entre otros. Me impresionó el afán con el que estos inversores desean que el episodio de guerra comercial entre EEUU y China deje de ser una amenaza y se convierta en realidad. No en vano, si finalmente los aranceles entre los dos colosos se implementaran en su totalidad, estos países se encontrarían entre los económicamente más beneficiados, al verse favorecida la implantación de empresas exportadoras a EEUU. Las empresas se instalan en un país en función del nivel de salarios y de calidad de la mano de obra, como puede haber hecho Samsung masivamente en Vietnam, por la seguridad jurídica, las divisas, los impuestos o … los aranceles. Al final pretender que el comercio mundial se pare sólo porque dos zonas pudieran autoexigirse aranceles es olvidar que el resto del mundo existe. Igualmente hay países latinoamericanos que esperan beneficiarse de lo mismo exportando más soja o cereales. ¿Y los aviones?, un arancel de China a EEUU, ¿haría realmente que los chinos dejaran de volar, o bien simplemente aumentaría las ventas de Airbus y otras en detrimento de Boeing?

 

Hace dos semanas estuve en Italia visitando empresas cotizadas muy exportadoras. Dos mensajes claros, aquellas empresas que redujeron su producción a finales del 2018 por la supuesta y ausente crisis futura, han tenido que aumentarla, dado que los pedidos no han dejado de venir. Por otra parte, si en algún país del mundo se constata que los mundos empresarial y político se asemejan a matrix es en Italia.

 

Me encantaría poder decir que hace una semana descansé, pero no fue el caso.

 

Artículo publicado en La Vanguardia  del domingo, 23 de junio de 2019

 




La distracción y lo relevante

Jaume Puig. CEO & CIO de GVC Gaesco Gestión

Primero la distracción: el pasado 5 de mayo el presidente Donald Trump avivó la guerra comercial con China con un par de tweets. Hasta ese momento, el Eurostoxx 50 subía un +16,7% en el año, el S&P 500 un +17,5%,  el petróleo un +31,7%, el oro estaba plano, y el dólar/euro subía un +2,3%. Comparando los mercados ahora y justo antes de los tweets, el dólar/euro y el oro se han quedado prácticamente igual, de 1,1198 a 1,1183 y de 1.278 a 1.274; el petróleo ha bajado un -4,8%; la bolsa americana ha bajado un -4,7% y el Eurostoxx 50 ha bajado un -5,0%.

A pesar de Trump, pues, en el conjunto del año el Eurostoxx-50 sube un +10,9%, el S&P 500 un +11,9% y el petróleo un +25,4%.

Pese al ruido mediático, los mercados han hecho realmente poco caso a Trump: aquellos más sensibles no se han movido apenas y el retroceso bursátil parcial no se distingue de cualquiera de los habituales dientes de sierra

Es muy probable que el mercado empiece a conocer su estilo negociador. En los casos precedentes de los acuerdos con Méjico y Canadá lanzó un último órdago negociador… justo antes de llegar al acuerdo. Hubo entonces una distancia abismal entre el tono amenazador y el pragmatismo de la firma, que el mercado espera que se repita.

Ahora lo relevante: las empresas de múltiples bajos, las “value”, siguen teniendo un comportamiento bursátil peor que las de múltiples altos, las “growth”.  ¿Hasta cuándo? Tuve el placer de poder discutirlo con una comida con el profesor Roger Ibbotson, de Yale, uno de los grandes de las finanzas donde los haya.

Dada la duración del fenómeno, la reversión debería ser ya muy cercana, y va a coger con el pie cambiado a los inversores que persistan en la popularidad del “growth”

 

Artículo publicado en La Vanguardia – Sección Dinero del domingo, 26 de mayo de 2019