Lanzamos un nuevo concepto de Inversión: GVC Gaesco Dividend Focus, FI

Jaume Puig. CEO & CIO GVC Gaesco Gestión

Existen inversores, particulares e institucionales, mucho más interesados en la rentabilidad por dividendo que en la generada por la oscilación de las cotizaciones. Para ellos, este nuevo Fondo de Inversión

Existen personas e instituciones que dan a una de las dos fuentes de retorno que proporciona la renta variable, la proveniente de la rentabilidad de dividendo, una importancia mayor que a la otra, la derivada de la revalorización de las cotizaciones. Para estos inversores, lo realmente importante es la percepción de los ingresos provenientes de la rentabilidad del dividendo, quedando la inmediatez de la revalorización de las cotizaciones en un ámbito secundario dado que no tienen intención de vender, salvo imponderables.

Hemos detectado que muchos de estos inversores tienen unos determinados sesgos de comportamiento que les suelen conducir a una ejecución ineficiente de su estrategia. Por ejemplo, suelen diversificar poco sus carteras, suelen centrarse mucho en el porcentaje de dividendo pagado por una empresa y minusvalorar la posibilidad de su crecimiento futuro, suelen no recuperar debidamente las retenciones internacionales, no venden ciertas acciones caras de su cartera condicionados por su plusvalía fiscal acumulada, no optimizan las carteras en función de su divisa de ahorro, etc.

Acabamos de crear un Fondo, el GVC Gaesco Dividend Focus, FI, diseñado para salvar estas ineficiencias. Tendrá siempre 25 empresas en la cartera, con una diversificación muy cuidada. Se optimizarán las empresas de forma continuada aunando tres criterios: El porcentaje de dividendo que la empresa esté satisfaciendo, su crecimiento a futuro, y el descuento fundamental de la empresa. La recuperación de las retenciones internacionales será la misma que ya efectuamos para todas las IICs que gestionamos. Por supuesto se tendrán en cuenta factores adicionales como el modelo de negocio de la empresa, su beta respecto al mercado, su grado de apalancamiento tanto financiero como operativo, y el grado de calidad de su gerencia.

El partícipe del Fondo dispondrá, aparte de los tradicionales planes sistemáticos de aportación y de reembolso, de un plan especial de reembolso, el denominado “Dividend”. Este plan posibilitará, con carácter trimestral, que el inversor reembolse el mismo importe que el Fondo haya obtenido, en su debida proporción, en concepto de dividendos, teniendo en cuenta tanto los dividendos netos percibidos como las retenciones nacionales e internacionales recuperadas. El inversor conocerá así, con total transparencia, el importe de dividendos percibido por el Fondo.

Consideramos, además, que el momento de mercado de lanzamiento del Fondo es excelente, dado que coexisten, en nuestra opinión, dos grandes desequilibrios financieros en la actualidad: Por una parte bolsas baratas, y por otra parte el “Value” barato frente al “Growth”, de los que el Fondo pretende beneficiarse.