China, Trump, Brexit, el petróleo y las Bolsas. ¿Qué esperar para Navidades?

Víctor Peiro. Director General de Análisis

La pregunta del millón en estos días es si el mercado disfrutará de un rally de mercado de fin de año o no. Hay varias reuniones que pueden inclinar la balanza a uno u otro lado. De momento, este fin de semana se ha celebrado la cumbre del G20 en Argentina. En ella se ha firmado el tratado de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá. Se han celebrado múltiples reuniones bilaterales entre los principales líderes que han acudido a la cubre y se ha pasado de puntillas sobre algunos temas delicados como la situación en Crimea, la guerra en Yemen, etc.

Uno de los momentos más esperados fue la cena del presidente de Estados Unidos y del presidente de China. En ella, China se comprometió a aumentar sus importaciones de productos agrícolas, ganaderos, energéticos e industriales hechos en Estados Unidos para reducir el desequilibrio comercial entre ambos países. Trump anunció que no cumpliría su amenaza de subir los aranceles en enero a los productos que Estados Unidos importa de China. Ambos países acordaron darse un plazo de 90 días para avanzar en la negociación comercial, la protección a la propiedad intelectual, las barreras no arancelarias…

Trump señaló que si en dicho plazo no se alcanzaba un acuerdo, entonces sí subiría los aranceles del 10% al 25% sobre aproximadamente la mitad de los productos que Estados Unidos importa de China. También acordaron seguir avanzando junto con Corea del Norte para conseguir elimina las armas nucleares en la península de Corea.

Saliendo del tema particular del proteccionismo, de EEUU-China y yendo al plano más general, el acuerdo final de la cumbre incluye 31 puntos en los cuales se trata sobre comercio internacional y la necesidad de reformar la Organización Mundial del Comercio en lo referente a la protección del medio ambiente y el compromiso de cumplir con lo establecido en el acuerdo de París sobre cambio climático (EE.UU. ratifica su salida del acuerdo de París), sobre los cambios tecnológicos, la lucha contra la corrupción, la deuda pública sostenible y sobre objetivos en educación, en salud, en igualdad de genero, en protección laboral, en necesidades humanitarias y sobre refugiados.

De cara al mercado, pensamos que el balance de la cumbre puede ser positivo porqu,e como estaba más descontado el escenario negativo que el positivo, hoy esperamos un impulso a los activos de riesgo.

En los próximos días hay otras reuniones clave como son:

  • Reunión de la OPEP el 6-7 de diciembre. La subida del USD, ciertos temores sobre la demanda y el “permiso” de Trump a 8 países a seguir comprando petróleo a Irán han tirado el precio, pero si no hay acuerdo de más recortes podríamos ver nuevas bajadas, lo que es bueno para la economía mundial.
  • Presupuesto americano el 7 de diciembre. Como cada Navidad vuelve el turrón. Las amenazas de cierre del gobierno americano si no hay acuerdo presupuestario flotan de nuevo este diciembre, pero la experiencia dice que el impacto en equities es escaso, y
  • El voto del parlamento británico sobre el Brexit el 11 de diciembre. Se descuenta un “no” por escaso margen, que se podría arreglar con ligeras concesiones de la UE. Si el margen de ganancia del NO es muy amplio y May dimite, las consecuencias para la libra y para las bolsas europeas serán negativas. Las yields podrían bajar más y el USD reforzarse.

Las caídas de los mercados de acciones desde octubre y la bajada de las yields de los bonos en las recientes semanas son una muestra de los temores del mercado a un enfriamiento global

Casi todo el mundo está de acuerdo en que son los temas políticos los que están empañando el buen momento de la economía y que serían responsables del fin temprano del ciclo económico alcista. Si la balanza de estos eventos es negativa, nos olvidaríamos del rally de Navidad. Si sucede lo contrario podemos mitigar las pérdidas del año…pero sólo eso.