El dólar, en su valor justo

Jaume Puig. CEO & CIO de GVC Gaesco Gestión y Gestor de Fondos de Inversión

Probablemente la evolución de la divisa norteamericana sea lo más relevante acaecido en los mercados financieros en lo que llevamos de año

La cotización del dólar norteamericano contra el euro cerró a finales del 2017 al nivel de 1,20, subió hasta llegar a cotizar a mediados de febrero al nivel 1,25 y ha descendido actualmente al nivel 1,166.

En otras palabras, el dólar empezó el año debilitándose frente al euro, para fortalecerse posteriormente hasta situarse actualmente con una revalorización del +2,8% frente al euro en lo que llevamos de año. Con ello se ha situado ya en su correcto valor según la metodología de la paridad del poder adquisitivo, lo cual no significa que no pueda seguir subiendo.

Es destacable que este movimiento de la divisa se haya producido en un entorno sin cambios respecto a la política monetaria de los Bancos Centrales de ambos lados del Atlántico.

En EE.UU., la subida de sus tipos de interés sigue el ritmo previsto, mientras que en la Zona Euro el calendario de inicio de subida de tipos no ha variado y sigue esperándose para la segunda mitad del año próximo.

Este factor tiene una gran importancia para las bolsas europeas, cuyas empresas van a ver aumentada, genéricamente, su competitividad. Se podría decir que no lo necesitan, dado que en la reciente presentación de resultados las empresas europeas han ganado ya un 4,7% más de lo previsto. Aun siendo una sorpresa positiva inferior a la habida en EE.UU., cuyas empresas han superado a las previsiones en un 7,0%, han sido unos buenos resultados que pueden mejorar con la divisa.

Si bien el Eurostoxx50 ha recuperado los descensos del primer trimestre, espero mucho más de él en lo que queda de año. 

Artículo publicado en La Vanguardia – Sección Dinero del domingo, 27 de mayo de 2018